Inicio > Exploración espacial > ¡Poyéjali!

¡Poyéjali!

La necesidad de conmemorar el 50º aniversario del primer vuelo humano al espacio y la lectura de la entrada 50 años de Gagarin. Y ahora, ¿qué? en la Pizarra de Yuri han sido los catalizadores de la frenética escritura de las líneas que siguen a este breve párrafo introductorio.

Actualmente estamos viviendo un periodo histórico trascendental. Nuestro futuro como especie depende en gran medida de las decisiones que tomemos en los próximos años. Nuestra situación actual es aterradoramente semejante a la de las últimas décadas de la civilización polinesia de la isla de Pascua. Una situación que ya fue predicha por el reverendo Malthus a finales del siglo XVIII. Sin embargo, a las crisis derivadas del problema de la superpoblación y la limitación de los recursos planetarios hemos de añadir los desmanes de un sistema económico generador de sufrimiento humano innecesario. Un sistema que se opone a las necesidades e intereses de la humanidad, y que limita su desarrollo científico-tecnológico, y que en última instancia constriñe su potencial de supervivencia.

El nivel tecnológico actual es insuficiente para escapar del planeta cuna cuando la degradación ecológica se haga intolerable para el grueso de la población. Estamos tan atrapados como los habitantes de la isla de Pascua cuando talaron los últimos ejemplares de la palmera gigante Paschalococos y tuvieron que recurrir al canibalismo. Solamente pensar en ese futuro de decadencia, miseria y muerte me produce escalofríos. Me estremece pensar en el olvido de nuestra especie. Analizando ese sentimiento, llego a la creencia de que una de nuestras necesidades básicas, junto al ansía de pan, refugio, reproducción, y por supuesto felicidad, es la de sentirnos parte de un proyecto sostenible. Algo que continúe cuando seamos pasto de los gusanos. Eso nos crea una sensación de estabilidad y satisface el deseo de que los esfuerzos de nuestras cortas vidas no se pierdan en el olvido y entren a formar parte de un programa con resonancias futuras. La necesidad de sentirnos parte del flujo de la Historia puede llegar a ser tan básica y desesperada que nos horroriza pensar en la detención de ese flujo.

Es el momento de actuar, de luchar para que ese flujo no se detenga. Sin duda, el desarrollo científico y tecnológico es esencial para abordar los problemas que nos aquejan. Es por tanto el momento más que nunca de invertir en I+D y de acabar con la ignorancia científica y el anumerismo dominantes. Una educación científica de calidad es imprescindible para tomar decisiones racionales y acertadas de carácter técnico encaminadas a solucionar las crisis a las que nos enfrentamos. Del mismo modo que decisiones de este tipo, tan cruciales para nuestro futuro, no pueden seguir recayendo en manos de ignorantes, tampoco pueden recaer en cretinos, mezquinos y egoístas. También es crucial que no demos la espalda al cosmos que nos ha visto nacer en este pequeño y hermoso planeta, como ya expresé en la entrada El último gran viaje. Proseguir la senda iniciada por Yuri y aquellos que hace 50 años posibilitaron que fuera el primer hombre en realizar un vuelo al espacio es un requisito imprescindible para asegurarnos un futuro como especie y civilización. Sin embargo, creo que no es suficiente. Si trasladamos el predatorio e irracional modelo capitalista de consumo de recursos al espacio, acabaremos generando nuevas crisis similares a las que nos aquejan actualmente, pero a otra escala.

Me excita imaginar ese futuro que nos espera si demostramos ser capaces de construirnos una oportunidad en las próximas décadas. Supongo que esa excitación en parte proviene de la lectura de tanta ciencia ficción, lo que me ha permitido hacerme una idea parcial del tremendo potencial que la especie Homo sapiens tiene de generar diversidad biológica y cultural entre las estrellas. Sin embargo, estoy convencido de que para salir de este atolladero en el que nos hemos metido en los últimos siglos nos espera un camino que estará pavimentado con blood, toil, tears, and sweat.

¡Poyéjali! Las estrellas nos esperan.

Categorías:Exploración espacial
  1. 13 abril, 2011 a las 11:25

    ¡Secundo la moción! Será porque yo también he mamado ciencia ficción por un tubo.

    Qué visceral post, me encanta. Mi contribución al día de Gagarin también fue así, improvisada y más fantástico-melancólica que científica. Echadle un vistazo y lo comprobaréis.

    Parece que a la gente le suena a risa eso de dejar el planeta y colonizar otros mundos, siguen pensando que es invertir dinero en memeces. Quisiera pensar que es porque la ignorancia es muy atrevida, pero aplicando esa misma máxima también nuestras fantasías futurístico-utópicas pueden ser resultado de una atrevida ignorancia… sólo el tiempo lo dirá.

  2. Angeles Hueso Gil
    16 abril, 2011 a las 17:35

    Un post espectacular. Me encanta el tono melancólico que tiene ante la ignorancia que impera en la sociedad.
    Desde luego, se debería invertir mucho más dinero en el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Es deprimente ver como se invierte dinero en ciertos eventos e instalaciones (copa américa, fórmula 1…), mientras que para la ciencia (que ya no para los científicos) todo son recortes y excusas.
    Un saludo a todos
    :)

  3. Gaby
    18 abril, 2011 a las 22:12

    Me gusta la idea, y creo que es cierta, de que es necesario sentirnos parte de un “proyecto sostenible”. Pero también estoy muy de acuerdo con esta consideración, que cito: “Sin embargo, creo que no es suficiente. Si trasladamos el predatorio e irracional modelo capitalista de consumo de recursos al espacio, acabaremos generando nuevas crisis similares a las que nos aquejan actualmente, pero a otra escala.” Es la espiral de siempre. Tendencias de avance y de retroceso, egoísmo y cooperación, que harían difícil predecir la supervivencia o extinción.

    Muy buen post, por cierto =)
    Un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: