Inicio > Divulgación, Microbiología > “No es magia, es marketing”

“No es magia, es marketing”

Ayer apareció un artículo en  El PAÍS con el título “Doctor, recete este yogur”1que hablaba de la actual polémica sobre la promoción de algunos productos alimentarios, los llamados probióticos, que supuestamente mejorarían la salud y el bienestar de sus consumidores. Los probióticos se han puesto muy de moda con el interés creciente en lo que yo tildaría de “salud fácil”, consistente en consumir productos que protegen nuestra salud del día a día y en los que la gente deposita su confianza al ritmo del comercial “no es magia, es ciencia”.

El artículo me ha parecido interesante a la vez que tranquilizador porque asegura que las agencias de salud europeas están comenzando a endurecer los controles a estos productos y muy especialmente a regular su publicidad. Por fin parece que la ciencia se va a imponer sobre el duro marketing que desde hace pocos años nos bombardea con alimentos ricos en Omega 3, antioxidantes o bacterias que regulan nuestra flora. Por los datos citados se deduce que la situación comenzaba a ser alarmante:La agencia europea comienza a emitir dictámenes y los resultados son demoledores. El 80% de los anuncios de más de 1.000 peticiones analizadas para alegaciones genéricas ha sido rechazada1, y lo que queda…

Para analizar más en profundidad toda esta polémica hablaré sobre uno de los probióticos estrella que seguro conoceréis, el famoso Activia de Danone. Para ello introduciré un poco en qué consiste el producto así como la evidencia científica que he podido extraer de, en mi opinión, una limitada publicación científica disponible. Pongo además a vuestra disposición toda la bibliografía referenciada.

En una demanda judicial en Los Ángeles del 25 de Enero de 2008, en contra de Dannon (Danone en EEUU) se objetaba que los estudios no corroboraban lo que afirmaba la empresa sobre los efectos de algunos de sus productos 2. Uno de los productos incluidos en la demanda era el denominado Activia, que en España se ha publicitado de manera bastante agresiva en 6 campañas televisivas y en numerosos medios de comunicación. Activia es un yogur probiótico producido por la empresa Danone en más de 30 países i que contiene de forma característica la bacteria Bifidobacterium animalis, subespecie lactis, cepa DN173 010 3.

El género Bifidobacterium contiene bacterias anaerobias de tipo gran positivo, con más de 30 especies i que de manera habitual habitan el tracto gastrointestinal de mamíferos como bacterias comensales. En humanos se han aislado hasta 11 especies de Bifidobacterium, dentro de las cuales no se ha encontrado B.animalis 8. Esta última especia ha tomado interés en los alimentos funcionales por presentar una elevada capacidad de supervivencia en el tracto digestivo humano sin colonizarlo 7, además de por qué algunos estudios han evidenciado que su consumo puede aportar efectos beneficiosos para la regulación del tránsito i la flora intestinal, tanto en condiciones de salud como de enfermedad 4,5,6,7,9,10,11,12,13.

En sujetos que no presentaban ningún desorden gastrointestinal los estudios realizados hasta ahora se han centrado en la duración del tránsito intestinal i la frecuencia de deposiciones, así como en el grado de confort digestivo 4,5,6,11,12,13. En el primer caso todos los estudios eran similares i tenían un diseño de doble ciego (menos los artículos 11, 12 y 13), donde un grupo de individuos consumía diariamente un producto lácteo fermentado con B. lactis DN173 010 i el grupo control un lácteo que no presentaba esta bacteria. Los estudios, que duraban 14 4,11,12,13, 40 5 y 116 días, concluían que el consumo de esta bacteria disminuía significativamente el tiempo de tránsito colónico un 20.6-21% 6,13, especialmente en mujeres 4,5,6,12,13 i más marcadamente en aquellas con un tránsito inicial de >40 h 4,5. Además, el número de deposiciones aumentaba significativamente en uno estudio 4 y no presentaba cambios en otro 5. En el segundo caso, el estudio concluía que el 82.5-84.3% de los participantes que consumieron la bacteria regularmente durante 14 días reportaban un mayor confort digestivo respecto el grupo control 1.

Por otro lado, los estudios con personas que presentan trastornos gastrointestinales se han centrado en los posibles beneficios de B. lactis DN173 010 en la constipación funcional 10 i en la asociada al Síndrome de Colon irritable 9. En ambos estudios se dice que la aceleración del tránsito intestinal resultante del consumo de lácticos fermentados con la cepa de Bifidobacterium mejora los síntomas: en el Síndrome de Colon irritable disminuiría la distensión abdominal i la sensación de hinchazón 9, mientras que en la constipación aumentaría la frecuencia de defecación y la consistencia de las heces 10.

Además, análisis bioquímicos han aportado evidencia de actividades enzimáticas de B. lactis DN173 010 que optimizan la inmunidad i previene de procesos neoplásicos:

  • Estimula la producción de IgA anti-rotavirus, mejorando la respuesta inmunológica durante la diarrea infantil causada per este virus 7.
  • Presenta actividad β-fructofuranosidasa y β-galactosidasa in vitro e in vivo en ratas; siendo ambas actividades enzimáticas marcadores positivos de la salud del colon 7.
  • Pueden realizar la bioconversión de aminas heterocíclicas, que son potentes carcinógenos del colon, así como disminuir su producción 7.
  • Contribuyen a la actividad Sal biliar hidrolasa dentro del tracto gastrointestinal de cerdos, de manera que se ha observado una disminución de la presencia de sales biliares secundarias citotóxicas, como los ácidos biliares no conjugados 7,15. No obstante, los estudios en humanos no aportan un cambio significativo en la excreción de sales biliares secundarias asociada al consumo de la bacteria 5,7.

Ahora bien, no todo son beneficios. Bifidobacterium es uno de los géneros bacterianos más seguros i el riesgo de infección en consumidores sanos a través de la ingesta de productos lácteos que la contienen es extremadamente baja. No obstante, este género, y también específicamente la cepa B. lactis DN173 010, contienen el gen tet (W), que confiere resistencia a tetraciclina 8,14. Este hecho como veremos puede suponer un problema importante.

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos por los estudios científicos parece claro que el consumo de productos probióticos con B. lactis DN173 010, como el Danone Activia, facilita el tránsito intestinal tal y como asegura la publicidad. No obstante, antes de quedar “convencidos” recomiendo que se lean el review de Anna Chmielewskai i Hania Szajewska 10, puesto que proporciona una perspectiva crítica con la que me identifico i a la que he querido aportar las conclusiones extraídas de la indagación en el tema.

La resolución a la que llegan las autoras del review es que la evidencia todavía es limitada. Si analizamos la metodología de los estudios que concluyen con los beneficios de consumir B. lactis DN173 010 4,5,6,7.9,10,11,12,13 vemos que el número de participantes es muy reducido (50 4, 36 5, 72 6, 34 9, 371 11, 200 12, 50 13); que algunos estudios utilizan procedimientos poco fiables (11,12 y 13 no hacen uso de doble ciego); que el estudio más largo solo dura 40 días (qué pasa entonces con los efectos del consumo crónico) 10, y un hecho que considero clave, la falta de imparcialidad, dado que los estudios 4,5,6,7,9,11,12 y 13 están patrocinados por Danone y/o han sido realizados en centros de investigación adscritos a la empresa.

Además, aunque el consumo de esta bacteria no supone ningún riesgo para la salud del consumidor, se debería ir con cuidado con la presencia del gen de resistencia a tetraciclina tet (W). Pese a ser mínimo, existe riesgo de transferencia horizontal del gen a patógenos intestinales 14. Es por ello que algunos autores recomiendan la eliminación de esta cepa como probiótico o la inactivación irreversible del gen de resistencia 8.

Así pues, considero la publicidad de Activia poco honesta por parte de Danone, teniendo en cuenta que da una visión muy refutada de los beneficios de consumir Bifidus. Además me resulta descarado el predominio del marketing en detrimento de la realidad científica, puesto que en los productos Activia se refieren a Bifidobacterium animalis DN173010 con el nombre inventadoBifidus ActiRegulari”.

No digo que consumir estos yogures suponga un riesgo para el consumidor, sino que su beneficio real se ha adelantado a la evidencia científica y por tanto no merece el trato publicitario dado por Danone. Así mismo, me sorprende que la comunidad científica haya comenzado tan tarde a analizar estos productos de manera independiente a los intereses económicos de estas empresas; si se fijan los artículos 10 y 14 son los únicos críticos con el consumo de Bifidobacterium animalis DN173010 y ambos han sido publicados en Enero de este año, mientras que los estudios de Danone se publican desde 2001.

Es posible que los probióticos sean en un futuro potentes recursos para tratar trastornos intestinales, inmunológicos y/o nutricionales, no obstante este potencial no debería ampararse al interés de algunas empresas alimentarias, si no al ámbito científico-sanitario. A diferencia de las primeras su trabajo e inversión va dirigida a garantizar la salud de “sus pacientes” y no de “sus consumidores”. Nos encontraríamos pues con un debate abierto similar al de las industrias farmacéuticas, aunque por suerte con menos repercusión socio-económica.

1)http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Doctor/recete/yogur/elpepisoc/20100424elpepisoc_1/Tes

2) http://www.pe.com/business/local/stories/PE_Biz_S_webonly19-dannon.3f487f2.html

3) http://www.activia.es

4) Nishida S, Ishikawa Y, Iino H. Effect of Bifidobacterium lactis DN173 010 on the Intestinal Transit Time, the Condition of Defecation and Intestinal Microflora: A Randomized, Doubleblind, Placebo-controlled, Cross-over Study among Healthy Japanese Women. Research and Development Department, Danone Japan Co. Tokyo, Japan. 2009.

5) Marteau P, Cuillerier E, Meance, Gerhardt MF, Myara A, Bouvier M et al. Bifidobacterium animalis strain DN-173 010 shortens the colonic transit time in healthy women: a double-blind, randomized, controlled study [monografia a internet]. Paris: Danone Vitapole, Nutrition Research; 2001 [accés 9 d’abril de 2010]. Disponible en: www.interscience.wiley.com

6) Bouvier M, Meance S, Bouley Ch, Berta JL y Grimaud JC. Effects of Consumption of a Milk Fermented by the Probiotic Strain Bifidobacterium animalis DN-173 010 on colonia Transit Times in Healthy Humans. Bioscience Microflora Vol. 20(2), 43-48, 2001.

7) Picard C, Fioramonti J, Francois A, Robinson T, Neant F, Matuchansky C. Review article: bifidobacteria as probiotic agents – physiological effects and clinical benefits. Aliment Pharmacol Ther 2005; 22: 495–512.

8) Meile L, Blay GL, Thierry A. Safety assessment of dairy microorganisms: Propionibacterium and Bifidobacterium.  International Journal of Food Microbiology 126 (2008) 316–320

9)  Agrawal A., Houghton L.A., Morris J., Reilly B.,D., Guyonnet D., et al. Clinical trial: the effects of a fermented milk product containing Bifidobacterium lactis DN-173 010 on abdominal distension and gastrointestinal transit in irritable bowel syndrome with constipation. Alimentary Pharmacology and Therapeutics. 2009; 29(1): 104-114.

10) Chmielewska A, Szajewska H. Systematic review of randomised controlled trials: Probiotics for functional constipation. World J Gastroenterol 2010 January 7; 16(1): 69-75

11) Guyonnet D, Woodcock A, Stefani B, Trevisan C, Hall C. Fermented milk containing Bifidobacterium lactis DN-173 010 improved self-reported digestive comfort amongst a general population of adults. A randomized, open-label, controlled, pilot study. Journal of Digestive Diseases. 2009; 10: 61–70.

12) Meance S, Cayuela C, Turchet P, Raimondi A, Lucas C, Antoine JM. A fermented milk with a bifidobacterium probiotic strain dn-173 010 shortened oro-fecal gut transit time in elderly. Microb Ecol Health Dis 2001; 13: 217-222.

13) Meance S, Cayuela C, Raimondi A, Turchet P, Lucas C, Antoine JM. Recent Advances in the Use of Functional Foods: Effects of the commercial fermented milk with bifidobacterium animalis strain dn-173 010 and yoghurt strains on gut transit time in the elderly. Microb Ecol Health Dis 2003; 15: 15-22.

14) Gueimonde M, Flórez AB, van Hoek AH, Stuer-Lauridsen B, Strøman P, de Los Reyes-Gavilán CG, Margolles A. The genetic basis of tetracycline resistance in Bifidobacterium animalis subsp. lactis. Appl Environ Microbiol. 2010.

15) Lepercq P. Bifidobacterium animalis strain DN-173 010 hydrolyses bile salts in the gastrointestinal tract of pigs.Scand J Gastroenterol 2004; 39: 1266–71.

____________________________________________________________

Agradecimientos a mis compañeros del grupo 2 de microbiología de la UPF, por aportar la información y la bibliografia necesaria para editar esta entrada. Asímismo en nuestros blogs recomendados añado el blog de microbiología del curso de biología 2009/10 de la UPF, donde encontrareis artículos sobre diversos temas de actualidad relacionados con el ámbito de la microbiología.

  1. Alicia T
    27 abril, 2010 a las 18:19

    Muy buena la entrada,estas cosas es importante conocerlas, porque hay gente que consume sin saber realmente qué está aportando con ese producto a su cuerpo. Algo parecido pasa con el actimel, que hay quien daña sus defensas atrofiándolas sin darse cuenta siquiera. Me ha gustado, sí :)

  2. Karlosnake
    27 abril, 2010 a las 18:50

    La entrada está genial. Sobre el tema pienso mas o menos así, porque te ves cada cosa en la publicidad…es de lo que hablaba en otro post, se ponen a usar la palabra ciencia en todos los anuncios, y muchos ni están probados científicamente, y la ciencia se ve como algo que no es, y como algo que falla.

  3. Daniel T
    27 abril, 2010 a las 19:41

    Bravo por la entrada. Menuda manera de entrar en el blog =)

    Lo cierto es que el tema no sólo es muy interesante, sino que tiene muchísima importancia. Personalmente me sorprende que todavía no se hayan testado adecuadamente estos productos por grupos no adscritos a danone. Creo que Andrea tiene algo que decir sobre todo esto.

    En fin, muy buena la entrada y bienvenido. Perdona que no hayamos comentado antes, pero hemos tenido hoy una presentación y nos ha quitado bastante tiempo u_u

  4. Andrea
    27 abril, 2010 a las 20:46

    En primer lugar he de felicitarte por la entrada… Como dice Dani, es una gran forma de estrenarte en el blog ;)

    Precisamente hace un par de semanas hice un trabajo titulado “Alimentos Probióticos”, y coincido en que este tema está lleno de lagunas. De hecho, yo misma me mosqueé bastante después de hacerlo porque (sospechosamente) en toda la bibliografía que consulté no encontré ni un solo artículo en contra de los probióticos. Se lo comenté a mi profesor del primer cuatrimestre de la asignatura, y me dijo que a día de hoy es muy difícil encontrarlos, ya que hace unos pocos años “desaparecieron” la mayoría del acceso público. Por tus referencias bibliográficas veo que has hecho una búsqueda profunda, aunque también hay que decir que en su momento no me centré en buscar información anti-probióticos, pero ya digo que no me encontré con ninguno por casualidad… Así que creo que gracias a esta entrada me vas a ayudar a llenar ratillos libres.

    Enhorabuena de nuevo!

  5. Dani M.
    27 abril, 2010 a las 21:15

    Muy buena forma de entrar al blog, solo falta que sigas escribiendo. ;)

    Sobre el tema, pienso que estos anuncios son penosos. Me hace gracia cuando sale algún producto nuevo que quiere destacar por encima del resto y utilizan los “palabros” de turno como especies de bacterias inventadas, o diferentes compuestos químicos milagrosos.
    Se debería llevar un control más estricto sobre estos productos que se venden a una gran cantidad de consumidores y de los cuales no hay casi información clínica de efectos secundarios pudiendo ser en algunos casos bombas de relojería como se comenta aquí: resistencia a antibióticos, colonización por bacterias extrañas que pueden desplazar tu microbiota y más.

  6. Nuria
    20 junio, 2010 a las 21:12

    Enhorabuena Anselm, Andrea me recomendó la entrada hace ya un tiempo, pero aún no me había pasado a leerla, y sinceramente, está genial. Está claro que los intereses económicos de las empresas en la industria alimentaria residen en promocionar sus productos y para ello que mejor que venga apoyado de un “reconocimiento ciéntifico”,sin duda el capital que Danone ha podido aportar para sus investigaciones ha facilitado la publicación de eso artículos donde aparecen las maravillosas cualidades de los probióticos.

    En fin, sólo decir (es que en su momento me causo casi un trauma xDDD) que el Actimel es un simple yogur batido con miel, que al parecer Lb. casei no es capaz de resistir el pH del estómago por lo que mucho menos llega al intestino. Tan sólo favorece la bajada de pH del producto evitando posibles contaminaciones, seguro que lo sabíais pero bueno. (Todo esto son palabras de mi profesor de Micro de Alimentos José Juan Mateo, en el que confío).

    Bueno como ya he dicho por ahí me encanta el blog y me meteré más a menudo, a pesar de lo dejada que soy para estas cosas.

    Besetess.

  7. Dani M.
    21 junio, 2010 a las 00:40

    También es cierto, la barrera del estómago no es apta para todas las bacterias…

    Gracias por comentar Nuria. ;)

  8. 8 abril, 2013 a las 06:47

    Hi! I know this is kind of off topic but I was wondering if you knew where I could locate a captcha plugin for my comment form?
    I’m using the same blog platform as yours and I’m having problems finding one?
    Thanks a lot!

  9. 10 abril, 2013 a las 05:39

    Hi there, just became alert to your blog through Google,
    and found that it’s truly informative. I am going to watch out for brussels. I will appreciate if you continue this in future. Lots of people will be benefited from your writing. Cheers!

  10. 21 mayo, 2013 a las 06:16

    Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog
    and wished to say that I’ve truly enjoyed surfing around your blog posts. After all I will be subscribing to your feed and I hope you write again very soon!

  11. 29 junio, 2013 a las 00:43

    I visited various blogs but the audio quality for audio
    songs existing at this website is truly marvelous.

  1. 16 mayo, 2014 a las 01:43
  2. 29 septiembre, 2014 a las 13:10
  3. 13 octubre, 2014 a las 21:26
  4. 18 octubre, 2014 a las 09:31
  5. 19 octubre, 2014 a las 03:20
  6. 20 octubre, 2014 a las 14:08
  7. 20 octubre, 2014 a las 23:45
  8. 19 noviembre, 2014 a las 09:39
  9. 18 diciembre, 2014 a las 13:21
  10. 14 enero, 2015 a las 08:50
  11. 28 febrero, 2015 a las 03:51
  12. 28 febrero, 2015 a las 07:20
  13. 28 febrero, 2015 a las 13:30
  14. 7 marzo, 2015 a las 06:23
  15. 9 marzo, 2015 a las 23:44
  16. 10 marzo, 2015 a las 08:19
  17. 13 marzo, 2015 a las 00:10
  18. 13 marzo, 2015 a las 08:37
  19. 13 marzo, 2015 a las 15:00
  20. 22 abril, 2015 a las 04:38
  21. 30 mayo, 2015 a las 21:36
  22. 26 junio, 2015 a las 03:07
  23. 3 septiembre, 2015 a las 15:31
  24. 4 septiembre, 2015 a las 02:45
  25. 6 septiembre, 2015 a las 06:37
  26. 12 septiembre, 2015 a las 04:35
  27. 12 septiembre, 2015 a las 17:50
  28. 14 septiembre, 2015 a las 18:32
  29. 16 septiembre, 2015 a las 18:35
  30. 17 septiembre, 2015 a las 06:28
  31. 19 septiembre, 2015 a las 16:18
  32. 10 octubre, 2015 a las 05:26
  33. 16 octubre, 2015 a las 03:24
  34. 24 julio, 2016 a las 02:24
  35. 22 septiembre, 2016 a las 08:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: