Inicio > Evolución, Historia de la ciencia, Libros > Explorando la metáfora del bricolaje

Explorando la metáfora del bricolaje

If a man were to make a machine for some special purpose, but were to use old wheels, springs and pulleys, only slighted altered, the whole machine, with all its parts, might be said to be specially contrived for that purpose. Thus thought nature almost every part of each living being has probably served, in a slightly modified condition, for diverse purposes, and has acted in the living machinery of many ancient and distinct specific forms.

(Darwin, 1862)

On the Origin of Species no fue el último trabajo original que publicó Charles Darwin antes de morir, sino que tras el gran éxito de su obra más conocida e impactante, publicó diversos trabajos que trataban en detalle aquellas cuestiones que sólo habían quedado apuntadas en lo que el llamó el “resumen” de su teoría. Entre estos libros, tenía uno dedicado a la fecundación de las orquídeas por insectos publicado en 1862 y reeditado en 1886 bajo el título On the various contrivances by which British and foreign orchids are fertilised by insects and on the good effects of intercrossing [1]. En esta obra, Darwin estudió los diversos “artilugios” (contrivances) desarrollados por las orquídeas para evitar la autopolinización y favorecer la alopolinización. En todos los casos, estos intricados dispositivos estaban elaborados a partir de los componentes comunes de las flores vulgares, partes habitualmente utilizadas para funciones muy distintas. De este modo, quedaba de manifiesto, que las orquídeas no son obra de ningún ingeniero ideal que hubiera diseñado una hermosísima máquina, sino que son sólo ajustes provisionales hechos a partir de un juego limitado de piezas disponibles. En resumen, en esta bella obra, Darwin lucha contra el argumento de la creación perfecta e ingenieril, y subraya  las imperfecciones estructurales y funcionales del mundo vivo.

En los últimos treinta años, Jacob ha popularizado esta dinámica del proceso evolutivo con la metáfora del bricoleur [2]. Para el biólogo francés, la actividad que más se parece al funcionamiento de la evolución no es la del ingeniero, sino la de un “chapuzas”. En en sus propias palabras: “la naturaleza es una magnífica chapucera, no un divino artífice”. El trabajo de la persona que hace bricolaje se opone en efecto al del ingeniero: mientras el segundo crea la estructura mejor adaptada a su proyecto, el primero toma lo que tiene en mano y cambia la función primaria de ciertos objetos para adaptarlos a sus objetivos con mayor o menor éxito. Como ya hemos visto en la cita que abre este post, Darwin fue el primero en hablar en términos parecidos de la acción de la selección natural en su libro sobre las orquídeas, pero este uso pasó desapercibido y el mérito de su popularización se debe sin duda a Jacob. La metáfora refleja muy bien el hecho de que la evolución no produce novedades desde cero. Funciona con lo que ya existe, bien transformando un sistema para darle nuevas funciones, bien combinando varios sistemas para producir uno más elaborado. El biólogo teórico Diego Rasskin ha denominado “el desván de la evolución” [3] a esta idea de que la evolución hace lo nuevo con lo viejo.

Quizás es a nivel molecular, como Jacob ha documentado extensamente, donde se manifiesta más claramente el carácter chapucero de la selección natural. Un ejemplo bastante conocido de bricolaje molecular es el fenómeno del reclutamiento, la utilización de secuencias viejas para funciones nuevas. Un caso asombroso de esto, es el de las cristalinas [4], las proteínas que forman la parte transparente de las lentes de los ojos. Se descubrió que en la mayoría de los casos estas proteínas tienen otra función. Por ejemplo, la cristalina alfa es una pequeña proteína de choque térmico y muchas cristalinas de pájaros, reptiles y otros animales tienen una actividad enzimática como la argininosuccinato liasa (cristalina δ) y la lactato deshidrogenasa (cristalina є). Son enzimas funcionales, que desempeñan una función central en el metabolismo, reclutadas o recicladas por el cristalino para fines estructurales, algo que resulta realmente sorprendente.

La metáfora del bricolaje evolutivo hace incapie en el papel de la contingencia y del azar en la evolución y subrayar los límites adaptativos de los seres vivos. El mundo vivo tal y como lo conocemos es sólo uno de entre los muchos mundos posibles. Los organismos son productos de la historia (son estructuras históricas en palabras de Jacob)  y constituyen el resultado del oportunismo de la selección natural que refleja la naturaleza de un proceso histórico lleno de contingencias. La estructura de la biosfera es en parte e producto de la particular historia del planeta Tierra. Como decía el malogrado Stephen Jay Gould, si rebobinásemos la “Cinta de la Vida” y la volviésemos a pasar, en esta segunda proyección quedaríamos sorprendidos con el contenido tan distinto de la película y horrorizados con su final: la no aparición del hombre.


[1] “La fecundación de las orquídeas” ha sido traducida y editada por primera vez en castellano en la Editorial Laetoli dentro su colección Biblioteca Darwin dirigida por Martí Domínguez.

[2] JACOB, F. (1977). Evolution and tinkering. Science. 196: 1161-1166.

[3] Este es el título que recibe una recopilación de textos de Jacob realizada por Andrés Moya y Juli Peretó y publicada por la Universitat de València en la colección Honoris Causa.

[4] PIATIGORSKY, J. Y G.J. WISTOW. (1989). Enzyme/ crystallins: gene sharing as an evolutionary strategy. Cell,. 57: 197-199.

  1. Dani M.
    8 abril, 2010 a las 17:45

    Aunque ya había oído de este aspecto de la evolución ligeramente y muy por encima, no tenía ni idea del ejemplo que das, las moléculas del cristalino. Desde luego es curiosísimo.

  2. 8 abril, 2010 a las 19:19

    Según estudié en su momento, cuando me tocó montar un seminario sobre la “Evolución Metabólica de los Procariotas”, el “Bricolaje evolutivo” parece ser una de las posibles vias de la diversificación de los metabolismos a partir de un metabolismo primitivo… pero no me acuerdo de más… ;)
    Muy buen post, seguid así!
    Un saludo

  3. Daniel T
    8 abril, 2010 a las 20:34

    La idea del bricolaje evolutivo no sólo es comprensible y lógica, sino que es extremadamente sencillo comprobarla a la luz de la evidencia científica. Con razón los defensores del diseño inteligente sólo pueden reaccionar ante ella cerrando los ojos como lo hace su “relojero” (añado un link que seguramente le interesará a mi hermana -y espero que a más gente-: http://www.youtube.com/watch?v=dFUHxFu0zl4). También estaría bien que los cineastas hollywoodienses entendieran la importancia de la contingencia histórica cuando les toca diseñar a sus esencialmente antropomórficos extraterrestres.

    Desde luego es un concepto muy importante, y la entrada se merece a mis ojos un rotundo cinco sobre cinco =)
    (por cierto, ¿no hay manera de cambiar el sistema de cinco estrellitas a diez?, xD)

  4. 8 abril, 2010 a las 20:42

    “También estaría bien que los cineastas hollywoodienses entendieran la importancia de la contingencia histórica cuando les toca diseñar a sus esencialmente antropomórficos extraterrestres.”

    Totaaalmente de acuerdo!! Ya vale de señores azules con pestañas! xD

  5. Dani M.
    8 abril, 2010 a las 23:17

    Respondiendo a Dani T (datachu for friends), creo que no. Sé que 5 estrellas es menos exacto que 10, pero algo es algo. La alternativa es poner [Me gusta/No me gusta] por lo que eso ya sí que pierde bastante.

    Por lo que comentáis, totalmente de acuerdo. Los animalicos de Avatar eran un poco diferentes al menos, pero las plantas seguían siendo árboles y helechos, no me jodas. XD (menos los sauces con cable de conexión a ONO)

    PD: me apunto el vídeo ;)

    • pechuan
      9 abril, 2010 a las 00:25

      Los rinocerontes gayers y los tigres USB con peineta no eran tan diferentes… nada en avatar es original excepto el accidente congelado que permitió que todos pudiesen tener una conexión cuyas implicaciones evolutivas dan bastante miedo.

      • Dani M.
        9 abril, 2010 a las 09:00

        Ya, he dicho “un poco” diferentes. Aun así se parecían misteriosamente a animalicos terrestres. XD

      • Daniel T
        9 abril, 2010 a las 10:05

        Podrías comentar el caso de la conexión universal en tu seminario de Selección multinivel. Tal vez el USB aparece en alguna forma unicelular, se produce una radiación adaptativa que genera fauna y flora favorecidas por selección sobre las existentes hasta ese momento. No sería tan efectivo como el Wi-fi, pero ya sabemos que nuestro diseñador hace lo que puede con lo que tiene =D.

        Resulta más difícil explicar la universalidad de las proteínas fluorescentes, por otra parte.

        Jajaj, parece mentira que una biosfera tan absurda como la de avatar pueda seguir dando tema de conversación.

  6. Karlosnake
    10 abril, 2010 a las 16:47

    Muy buena la entrada, tampoco tenía ni idea sobre lo de las cristalinas.

    También totalmente de acuerdo en el tema de los extraterrestres peliculeros, no se que les cuesta preguntar a un biólogo por ejemplo.

    Sobre la conexión de la película Avatar, no lo veo tan descabellado, quizás la mayor pega sería el “gasto” de tener algo así, porque ventaja evolutiva creo que si proporcionaría y se podría mantener, pero que comenzara a evolucionar algo así y se mantuviera creo que es bastante improbable, aunque para improbabilidades que suceden tenemos muchos casos en nuestra propia y real biología…

  7. 18 mayo, 2010 a las 15:58

    El ejemplo de las cristalinas es muy útil por un motivo. Los topos ciegos no tienen ojos funcionales, pero a pesar de ello siguen sintetizando critalinas y el gen que las produce no se ha atrofiado.

    Un saludo.

  8. 10 abril, 2013 a las 06:10

    Thank you for your great post! It has long been very helpful.
    I hope that you will proceed sharing your wisdom with us.

  1. 6 junio, 2010 a las 12:39
  2. 11 marzo, 2015 a las 21:19
  3. 2 julio, 2015 a las 14:21
  4. 3 abril, 2016 a las 07:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: